Logo
Imprimir esta página

Vialidad restablece conectividad interrumpida por crecidas

Vialidad restablece conectividad interrumpida por crecidas

La Dirección Provincial de Vialidad (DPV), perteneciente al Ministerio de Infraestructura,  informó sus intervenciones en los puntos, tantos de la red vial provincial como de rutas nacionales, afectados por eventos desatados por lluvias y nevadas.

Desde el jueves pasado, equipos de la DPV trabajaron en rutas provinciales y nacionales con cortes debidos a intensas lluvias y a las nevadas  ocurridas en el cordón cordillerano de la Puna, lo que produjo un aumento muy importante de los caudales de agua en los distintos cauces de los ríos en de las zonas Norte, zona Abra Pampa y zona Susques, lugares que forman parte del trabajo de mantenimiento vial provincial. Las rutas nacionales (RN) y provinciales (RP) afectadas fueron: la RN40, RP11, RP74, RP70 y RP7.

A continuación se detallan las intervenciones:

En la RN40 se realizó el despeje del badén por crecida del río Hurón en la Cuesta del Hurón, sitio donde se habilitó el tránsito con mucha precaución a últimas horas del día sábado.

También en la RN40, la DPV ejecutó la construcción de variante, necesaria por el deslizamiento del terraplén de la ruta, provocado por la crecida intensa del río Orosmayo. Asimismo, realizó el despeje de tramo Liviara –  Orosmayo, con la colaboración de Minas Pirquitas, lo que permitió liberar el tránsito con precaución.

En proximidades de Coranzulí, sobre RN40, la DPV realizó despejes por derrames de rocas sobre calzada en proximidades de Coranzulí, y en Abra de Tranques por derrames de talud.

La RN40 también presentó dificultades en el acceso Cusi Cusi, destruido por crecidas del río Grande de San Juan Oros, que provocó deslizamiento total del badén de acceso al pueblo y por lo que se esperó caudal en bajante para procurar reparar el acceso a través del cauce del río.

El desborde del río Torasaide sobre el puente de acceso al pueblo de Orosmayo, fue otro punto afectado sobre RN40. En la misma ruta, la crecida del río impidió a su vez el acceso a Paicone, lo que evidencia también la necesidad de un puente a esa altura de la ruta.

Se detectaron diecinueve cruces de agua sobre la RN 40 en el tramo Cusi Cusi – Liviara, donde la tarea se dificultó por la falta de badenes, alcantarillas e incluso puentes, necesarios para la circulación con niveles de servicios adecuados.

En la RP74, altura localidad de Doncellas, el tránsito está interrumpido ya que se continúa trabajando por deslizamiento del terraplén y el badén de acceso por desbordes del río. Se trabaja en la rehabilitación del badén y reposición del terraplén. También sufrió daños la cuesta de Rachaite por deslizamiento de talud y erosión de calzada.

En la RP11 también está interrumpido el tránsito por desborde del río Blanco y río Negro, que ocasionaron los deslizamientos del terraplén de la ruta en proximidad de la localidad de Casabindo. En la zona se esperaba caudal en bajante, lo que colaborará con la habilitación del tránsito. La RP11 también debió ser protegida de inundación con la construcción de espaldones de refuerzo para proteger de la inundación a la altura de Santuario de Tres Pozos por desborde del Río Las burras, trabajo que se finalizó el sábado. Similar trabajo debió realizarse en la RP 75, también por afectaciones del río Las Burras, próximo a Barrancas.

Tras la evaluación de lo intervenido, el Ministerio de Infraestructura continúa con el refuerzo de las pertinentes solicitudes y gestiones ya iniciadas en 2017 ante la  Dirección Nacional de Vialidad para pronta superación de dificultades en puntos de su jurisdicción.

Template Design © Oskar Dominguez Criterio24. All rights reserved.