Menu
RSS

Diputado justicialista advirtió responsabilidades de agua potable en la tragedia que se cobró la vida de tres obreros

El oficialismo gobernante en la provincia volvió a mostrar actitudes de intolerancia y de mala educación el jueves pasado, cuando en el transcurso de la última sesión de la Legislatura jujeña salió a refutar las expresiones de un diputado justicialista que había puesto en duda la actuación y responsabilidad de la empresa estatal Agua Potable en la tragedia que le costara la vida a tres obreros que trabajaban en la construcción de un acueducto en cercanías de Alto Padilla, en San Salvador de Jujuy.

 “A casi un mes de aquel accidente laboral trágico, vemos cómo se buscan responsabilidades en la Nación, en la provincia, en la empresa contratista Rovella-Carranza, en el ENOHSA, pero nos olvidamos del funcionario que lleva adelante la administración de esta empresa del Estado provincial, Víctor Galarza, porque es Agua Potable la que debería haber fiscalizado la obra y porque además el incidente se produjo en un predio de su propiedad”, enfatizó el legislador justicialista Pedro Belizán.

 La exposición del diputado de la oposición generó una reacción furiosa de casi todos los escaños del oficialismo, cuya columna vertebral es conformada por la UCR. No sólo intentaron interrumpir la exposición de Belizán, sino que fuera de micrófono lanzaron todo tipo de insultos. Fue un bochorno, uno más del radicalismo que no está acostumbrado a escuchar críticas ni acepta los pensamientos distintos.

 “Nadie dijo hasta aquí que la obra era para Agua Potable y dentro de un predio de la empresa estatal, donde por la envergadura de la obra deberían haber existido controles por parte de quien sería beneficiario de la misma”, puntualizó Belizán, quien además citó varios reclamos del gremio de Obras Sanitarias que no fueron atendidos por Galarza.

 Los fundamentos del legislador fueron sólidos. Porque no sólo puso en evidencia la falta de controles, sino también las decisiones erráticas de las autoridades de Agua Potable, señalando que al poco tiempo de hacerse cargo de su administración resolvieron eliminar departamentos que son elementales en este tipo de empresas.

 En ese contexto, ratificó las denuncias gremiales sobre la anulación de los departamentos de Seguridad e Higiene, de Estudios y Proyectos de donde salen los inspectores para la verificación de las obras, de Construcciones, y de Estudios del Suelo. Dijo asimismo que en 2017 en Humahuaca había ocurrido un accidente similar, aunque sin víctimas fatales, que reflotó el reclamo del gremio del sector, pero con una respuesta negativa.

 Más adelante, Belizán dejó abierta sus dudas respecto a una medida reciente de la estatal Agua Potable, mediante la cual se decidió reabrir el Departamento de Seguridad e Higiene. “Qué casualidad que esto haya ocurrido a semanas de la tragedia”, dijo en un tono irónico.

 “La realidad es que los trabajadores de esta empresa vienen reiterando diversos reclamos, pero su presidente hace caso omiso a los mismos. Pensar que antes cuando Galarza era Defensor del Pueblo de la Provincia de Jujuy salían en todos los medios hablando y promocionando los derechos que tienen los ciudadanos, pero ahora no atiende a nadie, mucho menos a los trabajadores”, enfatizó.

 A partir de sus dichos la bancada oficialista ensayó varias réplicas pero sin sustento alguno, buscando con la mayoría de sus intervenciones desviar la atención del debate y ensuciar “la cancha” con argumentos retórico que no merecen mayores análisis.

volver arriba
Info for bonus Review bet365 here.